(Disculpandome por los horrores gramaticales propios de un aprendiz de escribidor)

miércoles, 15 de agosto de 2007

Perú - Chile (15/08/07)

La exagerada reacción de importantes sectores del medio político chileno respecto al mapa cartográfico presentado por Perú para definir la soberanía marítima en discusión, mas parecen responder a temas desvinculados con el diferendo de delimitación fronteriza, las declaraciones de algunos representantes de la cámara de diputados y senadores de Chile exaltando su poderío militar y proclamando como provocación lo sucedido denota la necesidad de aglutinar opiniones a su favor, el argumento de la patria agredida es un artilugio común de políticos en todo el mundo cuando se encuentran en situaciones de fragilidad política. A su vez parte de la prensa chilena también utiliza el tema y hasta irresponsablemente, azuza ánimos antiperuanos en sus lectores.

Perú de manera oficial había anticipado ante las mas altas autoridades de Chile el trámite en cuestión y con mesurada como moderada actitud no entró al juego de dimes y diretes, sorprende incluso la posición del Congreso de Perú que no reaccionó con la misma virulencia de los representantes del país vecino y anoche aprobó de manera unánime una moción de apoyo al ejecutivo.


No soy experto en el tema ni conozco detalles del mismo pero la formula de llevar esta controversia a la Corte de la Haya es prudente, adecuada y justa, mas aún cuando el gobierno de Chile tiene la misma opinión, sea cual fuere el resultado debemos esperar el mismo con tranquilidad pero sin descuidar ni alterar nuestra soberanía.

3 comentarios:

BohemiaMar dijo...

Amigo vengo a brindarte mi apoyo con respecto al terremoto de tu país. Espero y deseo de todo corazón que te encuentres bién junto a tu familia.
Un abrazo infinito desde España.

Carlos Caillaux Icochea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Caillaux Icochea dijo...

Gracias por tus palabras, justo me encontraba armando el blog con tres columnas cuando empezó el sismo, por mas de venticinco horas nos quedamos en casa sin agua ni luz, recién anoche se normalizó el servicio. La zona del epicentro quedó desvastada y ahora, 48 horas después de la tragedia todavía hay replicas que se sienten en Lima (hubo una bastante fuerte hace una hora)
Un abrazo y gracias nuevamente.