(Disculpandome por los horrores gramaticales propios de un aprendiz de escribidor)

sábado, 9 de octubre de 2010

Suscinta reflexión post electoral III

Otro tema que vale la pena destacar a pesar de su negativo carácter es la despreciable guerra sucia que hubo durante el mes final de la campaña edil, especificamente en la provincia de Lima. Una parte de la prensa escrita como alguna otra audio visual tuvieron directa participación, excesivo protagonismo y de paso, malas, pésimas artes al intentar infructuosamente la destrucción total y/o eliminar de la competencia a quien no comulgaba con sus principios, con sus ideas. Con saña atacaron la aspirante que no compartía  la posición política de quienes ellos representan. Fue lamentable ver como un conductor de televisión noche tras noche, minuto tras minuto repitió hasta el cansancio los defectos y flaquezas de la candidata favorita, sacó sus trapos sucios al aire y daño severamente su posición, errores garrafales de esta contendora ayudaron a consumar su desgracia. En el otro extremo muchos (casi todos)  los medios escritos como audio visuales propalaron sin descaro, con premeditación, alevosía y ventaja una incalificable sarta de mentiras e insultos contra la candidata opositora, alguno llegó al extremo de maltratar hasta a quienes simpatizaban con ella, repetía en su diaria publicación y con soporífera insistencia que eran tarados e imbéciles quienes opten votar por esta. El afán de protagonismo de estos periodistas provocó un rechazo general y de paso no tuvo mayor efecto en los electores salvo la desacreditación y perdida de credibilidad (nada novedoso) de estos fulanos que hasta se ufanaban de su infame papel, sobre todo aquellos que basaron sus críticas en falasias y calumnias.

El presidente de la República incluso vio la necesidad de mediar afirmando que cuando un periodista asume el control o protagonismo de una campaña política es de exclusiva responsabilidad de quienes participan en la contienda, todo esto en clara alusión a la necesidad de que estas candidatas retomen la iniciativa perdida.

2 comentarios:

RBC dijo...

Estas elecciones municipales resultaron cansinas en todo sentido y encima impregnadas de una atmosfera desagradable.
Baily tiene su cuota de responsabilidad seguido de su pata y hermanazo Tongo......ufffff

y los resultados "al tonto por ciento" más lentos no podían ser

Carlos José Caillaux I. dijo...

NPE: Demora y silencio, sospechosa comportamiento de una entidad cuestionada.

JNE: Extraña adición de causas para observar las actas de votación; sospechoso manejo político bajo una fachada jurídica...