(Disculpandome por los horrores gramaticales propios de un aprendiz de escribidor)

domingo, 2 de setiembre de 2007

El placer de escribir en la red

Frenesí natural que hoy la tecnología puso al alcance de legos y versados, que permite a cada individuo desfogar, emitir su verdad o fantasía, su criterio, hipocresía o error, optimismo o amargura. Crear, ser libre y distinguirse son algunas de las características que necesita desarrollar un redactor, quien edita busca tanto la satisfacción personal como comunicarse y la lectura de sus trabajos es el premio que recibe, la atención o participación de sus visitantes también sirve de estímulo para realizar nuevos artículos.

Con los adelantos científicos que ahora existen cada autor puede no solo plasmar lo que imagina, piensa o idealiza, también esta latente la probabilidad de ser leído por un elevado volumen de internautas de diferentes latitudes y hasta fungir como referente de terceros, algunas veces estos destellos de ingenio despiertan inusitados apetitos de protagonismo que fácilmente pueden confundir y perturbar al sujeto, hacerlo pensar de manera equivocada sobre la importancia de su literatura y/o poder de convencimiento, si con frecuencia vemos a periodistas renombrados e inteligentes cometer errores en ese sentido que podemos esperar de personas sin formación académica. Aquellos que solo somos tecleadores frente a una Pc, con mas ganas que razón o mas euforia que madurez deberíamos con cierta frecuencia releer nuestros envíos para ratificar o rectificar lo hecho, es común errar o dejar regadas aberraciones gramaticales .

Después del revolcón que algunos pudieron percibir cabe anotar que el placer de escribir supera lo descrito, está por encima de las críticas o yerros, hoy la dinámica de vida es tan rápida y cambiante que muchos no quieren desperdiciar las oportunidades que se le presentan, y tienen razón, ya no es un atributo que se logra en base a esfuerzo y reconocimiento ni tampoco pertenece a un selecto grupo de individuos superdotados o preparados para este fin, es una alternativa mas que ofrece la red y está disponible para todos (los que se animan), cuenta con el estímulo y herramientas facilitadas por (mega) empresas especializadas en captar o aglutinar personas de todo el planeta, negocios con una visión de futuro que aún muchos no captamos en su real medida.

Para terminar algunos conceptos de internautas sobre el tema:

- El sentido de tu espiritu lo plasmas al escribir, un mensaje, no tiene q ser leido, como las huellas pasan, dejan rastro y desaparecen todo depende de como afecte este mensaje a tu vida, sonrie y expresa lo que desees, que despues de todo, esto es lo que queda plasmado como recuerdo de tu existencia.
Karen

- Sin duda escribir denota un placer, la escritura es una herramienta por medio de la cual podemos maravillar o destruir, es una forma de relacionarnos con el mundo; si bien, es un acto complejo que implica procesos de reflexión y metacognición es también gratificante al lograr plasmar en un trozo de papel algo de nosotros, de nuestras vidas y de nuestras emociones, concuerdo contigo pero yo diría "muestrame lo que escribes y sabré quien eres
Fabi

- Escribo para crecer y conocerme en lo que derramo en el papel, escribo para llegar a los demás y encontrarnos con los sentimientos compartidos . escribo también para sanar y la experiencia de vivir sea placentera allá en lo más profundo de mi alma
Olivia.

2 comentarios:

BohemiaMar dijo...

Hola Carlos, yo escribo en mi blog mezclando las fantasías y las realidades que al plasmarlas en él me sirven como terapia, aprovechando que muchos blogeros me visitan y a través de sus blogs, he hecho amigos, algunos son auténticos, otros fantasiosos, pero todos me aportan algo.
Te invito a leer mi post ¿Eres adicto a Internet? te reirás un poco y no te tomarás tan en serio lo que unos y otros escriben en la red.
Un fuerte abrazo.

Carlos Caillaux Icochea dijo...

No me tomes tan en serio tampoco, leí y sonreí además de dejar una huella en Bohemiamar.
Otro abrazo.