(Disculpandome por los horrores gramaticales propios de un aprendiz de escribidor)

lunes, 3 de noviembre de 2008

Archivo olvidado

Revisando carpetas de la Pc empece a rastrear abandonadas, descuidadas, postergadas o en desuso, escarbando dentro de varias de estas pude rescatar una carpeta de nombre Special_files, la encuentro dentro de otra que contiene vistas fotográficas de la familia con tres años de antiguedad, no recuerdo con claridad como se instala ahí, presumo que en la cotidiana navegación por el ciberespacio, sin rumbo especifico, me topo con ella y luego de curiosearla determino su inclusión entre mis archivos.

Un sin numero de fotos de Ayrton Senna se encuentran en este documento, de todo tipo u orden, son de caracter personal, familiar o del medio automovilístico, como buen "fan" del malogrado piloto brasileño me puse a ojear en detalle algunas, una en particular me llamó la atención e hizo que hiciera un regresivo traslado al momento que se obtuvo la imagen; la emoción o sensación de tristeza que aflora al observar la fotografía siempre quedará.

La condición de ícono mundial de Ayrton Senna crece durante varios años, el espíritu de competitividad, innato en él, su agresividad en el manejo, las habilidades técnicas para conducir y la superlativa velocidad que bajo lluvia siempre imprime a su vehículo le distinguen; manejar con la perenne premisa de ser el mejor, llegar primero a la meta marca la diferencia con otros corredores; su don de gente, humildad, sentido moral y social, la fuerza espiritual que resume junto al carisma que transmite hace que la gran mayoría de aficionados al automovilismo lo consideren el mejor, y eso fue estando en vida. Un fatal accidente en Imola, el 1 de mayo de 1994, causa su muerte, fue el último capitulo de su vida, lo que convierte a este ser en ícono mundial y probablemente uno de los personajes mas importantes del siglo que terminó. La increible movilización que hubo en Brasil cuando llegaron los restos de Senna fue imponente, el tributo del pueblo a este ser de otra dimensión junto a la facilidad de comunicación de los medios en esos años convierten a este entierro como el mayor visto, acompañado y sentido colectivamente, definitivamente fue su último capítulo de vida e inicio del mito.

2 comentarios:

SUSANA dijo...

Recuerdo perfectamente la muerte de Ayrton Senna. Fue un acontecimiento mayor, también en Argentina.

Y el dolor por la pérdida de un Grande, incluso -y como bien resaltaste, como ser humano.

Un abrazo!

Carlos dijo...

Susana, como piloto y hombre fue excepcional.

Saludos.