(Disculpandome por los horrores gramaticales propios de un aprendiz de escribidor)

miércoles, 15 de abril de 2009

kissmanía en Lima

Bajo la persistente solicitud y presión de nuestro hijo Mario, flamante adolescente con marcada preferencia por el rock y la guitarra eléctrica terminamos asistiendo con toda la familia al sensacional espectáculo que anoche ofreció Kiss en el Estadio Nacional de Lima, algo mas de treinta mil personas fuimos testigos y participantes de un impresionante concierto lleno de luces, fuego, show y música (sobre todo lo último). A pesar de algunos kilos y años de mas la afiatada banda que lideran Simmons y Stanley se metieron todo el público "al bolsillo", asumen la dirección, el control de esta masa de fans y amantes de su música por mas de dos horas; rotura de guitarra y paseo aéreo sobre la audiencia (Stanley) o vomito de sangre con siniestra elevación hasta la parte mas alta del escenario (Simmons) junto a sincronizados fuegos artificiales fueron el marco perfecto para una puesta musical de primer nivel, el impresionante sistema de audio resaltaba con creces la visible habilidad y conocimiento de los instrumentos musicales por cada miembro y lo bien que tocan en conjunto, la esplendida bateria de Eric Singer retumbó en nuestros oídos toda la noche junto a los agudos y estridentes acordes de Thayer en la guitarra.

Llegamos alrededor de las ocho de la noche, el ambiente estaba "caliente", caras pintadas y dibujantes se amontonaban en todo el trayecto, desde la ubicación del auto hasta el estadio (unas seis cuadras); venta de polos, vinchas, cds, poster o videos; cerveza, gaseosas y golosinas acompañaban a una entusiasta aglomeración de individuos que con marcado frenesí cargaban la rockera atmósfera nocturna. Al ingresar pudimos escuchar el final de la presentación de Leuzemia, banda nativa que actuó como telonera, luego de media hora de espera, a las nueve en punto una notoria vibración provocada por los parlantes marcó el inicio de este concierto, desde la primera canción Kiss tomo el control del escenario y los presentes, tema tras tema fue coreado por sus fans, la perfecta sincronización entre fuego, efectos y la música exaltaba aún más a la fanaticada.

No son de mi época, nunca sentí mucha afinidad hacia ellos, tampoco estuve atento a su carrera profesional ni antes llamaron mi atención, la única muestra de enlace entre nosotros aparece un par de años atrás cuando en canal de cable pude observar un "Reality" de Gene Simmons y su familia (hoy), el carisma de este supuesto diablo y la frágil imagen que transmite desde el ángulo familiar me atrajo.

Lo que vimos anoche definitivamente es producto de muchos años de trabajo y estricto profesionalismo del grupo, gratamente impresionado por la vitalidad de estos rockeros "mayores" y sumamente complacido por haber asistido a un show que hoy (un día después) es catalogado por periodistas de espectáculo como uno de los mas elaborados que llegaron a nuestro país.

3 comentarios:

SUSANA dijo...

Qué bien Carlos, por Vos me entero que son un espectáculo digno de verse. No lo hubiera imaginado.

Enhorabuena por tu buen momento! Estaré más atenta a estos "dinosaurios" como se les dice en Argentina a los rockeros mayores.

Un abrazo y Muchas Gracias!

RBC dijo...

Valio la pena! es un grupo que marcó y marca historia

Saludoss Carlos

Carlos dijo...

Susana, tuve oportunidad de asistir al concierto que hizo en Lima Santana, al mexicano se le noto cansado y actuando mas por compromiso que por convicción. Con Kiss fue diferente, la voluntad de agradar y el profesionalismo de estos rockeros maquillados supero mis espectativas.

Saludos.

RBC, como escribí Kiss no es de mi época, mas me identifico con Los Beatles,Doors, Yes o Emerson Lake & Palmer, sin embargo su música y show fue impresionante, agradezco la presión de mi hijo Mario para asistir.

Saludos.