(Disculpandome por los horrores gramaticales propios de un aprendiz de escribidor)

viernes, 2 de abril de 2010

La hormiga y el elefante

Circula por la red una gran cantidad de versiones del cuento (chiste) de la hormiga y el elefante, existen diversas conclusiones, las hay opuestas, graciosas, ridículas, satisfactorias e ingenuas; veraces, repetidas, sutiles o contradictorias, cada quien esgrime su final y lo sustenta con una moraleja, lo celebra con una risotada o simplemente deja al lector en libertad de juzgar, eso si, todas tienen en común la virtual realidad de contacto y comunicación que existe entre los dos protagonistas. De la misma manera, es decir con descenlace indefinido siento mi vínculo con la entidad bancaria que estos días atiende una queja o reclamo (denominación impuesta por el banco) debido a la sustracción hecha en mi cuenta personal por manos extrañas, montos respetables que ahora se esfumaron y solo después de un proceso de investigación que podría finalizar dentro de seis meses (por disposición de la SBS) cabe la posibilidad de recuperarlos. Iniciales respuestas con clara ambiguedad o de calculada corresponsabilidad hechas por la entidad o funcionarios involucrados en mi tema solo acrecientan mi preocupación y me instalan en la posición de la hormiga. Ante el enorme volumen del contendor y sus hábiles medidas de protección solo queda insistir con perspectiva positiva. Que diferencia de cuando ellos publicitan sus servicios y "certifican" con sus propias palabras o textos la seguridad que supuestamente brindan a sus clientes.

4 comentarios:

Diego dijo...

No, no piense positivo... declare con Fé que es asi y sera.

o sino siente a esperar a que sea a la suerte de olla

que este muy bien, bendiciones

au revoir, Adios,bye & Adio

Carlos dijo...

Diego, gracias por las bendiciones y buenos deseos; seguiré su consejo para cumplir mi cometido en base a fe y obstinación.

Carlos

RBC dijo...

Mente positiva! y abocarse al seguimiento de dicha investigación.

Recuerda a David frente a Goliat.

Abrazoss

Carlos dijo...

Siempre es bueno recibir frases de aliento. gracias RBC