(Disculpandome por los horrores gramaticales propios de un aprendiz de escribidor)

sábado, 10 de abril de 2010

Primer round

David y Goliat frente a frente, desde sus esquinas los contendores salen disparados apenas suena la campana, observandose con cautela y bailando sobre la tarima cada uno estudia al rival, prolongados segundos de analisis suceden antes del primer ataque, además, los dos, a su manera intentan apropiarse del medio del ring, giran nerviosamente marcando distancia mientras buscan tomar la iniciativa, el control, poder dominar el momento con la mejor ubicación; golpes al vacío de parte del energúmeno filisteo junto a una exagerada defensa confunden al rival y a los espectadores. Ahora el enorme y autosuficiente guerrero observa, calcula y dirige un contundente golpe, certero y mortal, quiere terminar cuanto antes la lid.

En menos de diez días la primera respuesta es negativa, aducen lo que todos ya sabemos y extráñamente responden en dos páginas saturadas de explicaciones pero sin expresar en párrafo u oración la palabra rechazado, no viable, invalido, no procede o negado. Quedan algunas instancias pendientes pero más que nunca se aprecia la tozudez (léase intransigencia) y arrogancia de un ente (entidad) desprovisto de alma y saturado de burgués capitalismo

4 comentarios:

RBC dijo...

Quedan otras instancias, apunta ahí Carlos. No desmayes!

Carlos dijo...

De pronóstico incierto.

Jenelvi dijo...

Indecopi puede ser una de ellas.

Carlos dijo...

Palabras de aliento que siempre ayudan; esta segunda instancia es vital, de mantenerse la posición inicial de la entidad bancaria solo queda confrontar por via externa o someterse a un arbitro, profesional que ellos asignan (y probablemente controlan).