(Disculpandome por los horrores gramaticales propios de un aprendiz de escribidor)

jueves, 20 de mayo de 2010

Pronóstico reservado

Durante la segunda mitad del siglo XX el control de la región se planeaba a distancia pero era dirigido o ejecutado por naturales a través de dictaduras militares o gobiernos civiles manchados por la corrupción (que novedad). Hoy la intervención o manipulación del continente se hace con mayor sutileza y sofisticación, bajo un manto de adelantos tecnológicos se proyectan novedosos objetivos o generan foráneas demandas al mismo tiempo de alienar con destreza y al antojo del gestor las frágiles voluntades de sociedades con deficiente, escasa o imperceptible presencia del estado.

Ahora igual que tiempo atrás se organiza y planea desde lejos, en forma similar es soportado, tolerado y hasta auspiciado por las actuales administraciones. Vigentes estados civiles en afán de alcanzar el desarrollo o ritmo de crecimiento impuesto por los países desarrollados someten u obligan a su nación a implementar, asumir el sistema económico impuesto por las naciones de vanguardia, estos países en desarrollo para mantener la dinámica de la economía mundial o participar plenamente en la globalización se obligan a ejecutar programas que piorizan al poder económico sobre el bienestar social de sus habitantes, que lejos están de la real necesidad de nuestros pueblos.

La tecnología o modernos medios de comunicación ingresan hoy directamente a los hogares e influyen en forma particular sobre cada individuo, la Tv e Internet sin necesidad de convencer ni dogmatizar; comprar o sojuzgar logran su cometido, la formula de embrutecer reiterando, repitiendo hasta la saciedad bajezas, faltas, delitos o inmundicias desarrolladas por el peor segmento de cada sociedad es una herramienta artera, audaz y vaporosa. Repiten de manera incansable hasta generar costumbres, nuevas escalas de valores o lograr finalmente la desnaturalización del ser. Rellenan la conciencia de cada persona con los atípicos comportamientos de estas minorías incultas o de tendencia criminal hasta lograr enquistar en el resto de la sociedad la degradación del alma, la podredumbre personal.

Esta despreciable herramienta es el perfecto y oscuro mecanismo que ahora utiliza el poder económico y sus aliados (países desarrollados) para deteriorar o deformar las colectividades escogidas, para estancar comunidades incultas o sumisas como la nuestra utilizan esta estrategia que busca enterrar o hundir la naturaleza de cada ser y por ende de la sociedad que representa, el deterioro es tan brutal que también incluye parte del segmento organizado. El particular crecimiento de los estados de corte imperial está definido, se basa creando distancia, marcando visibles diferencias entre los grupos humanos de nuestro lado con ellos, mientras forman elites para si promueven masas irreflexivas, inhumanas o subyugadas aquí.

No es coincidencia que durante la segunda mitad del siglo XX en toda sudamérica proliferen dictaduras militares, bajo banderas de supuesto nacionalismo, anticorrupción o seguridad nacional coparon en cada país el manejo del estado, militares de alto rango tomaban por asalto, sin respetar leyes ni derechos ciudadanos el control de sus naciónes, tras ellos servicios de inteligencia bajo el manto de instituciones como la CIA financiaban o compraban por centavos y al menudeo precisamente a quienes debían defender la patria de cualquier agresión extranjera. Durante esos años Estados Unidos necesitaba asegurar materia prima barata y cerca, requería asegurar su territorio de probables invasiones extracontinentales (guerra fria) además de espantar la influencia de estados lejanos con tendencia izquierdista que en gran medida guardaban mucha afinidad con el pensamiento de la sociedad civil de nuestra región; ellos debían, necesitaban mirar el futuro teniendo todo bajo control e hicieron lo que el momento y circunstancia les permitió.

La invasión a Panamá en 1989 aunque fue un asunto que a los norteamericanos se les fue de las manos (no se) les sirvió para palpar la sensación que causaron en la región, USA comprende que ya no puede seguir aplicando la política del garrote con la simplicidad de antaño, los pueblos se están cultivando y rebelando, se generan destapes que con claridad delatan sus perversas intenciones, que les resta credibilidad o desacredita su accionar. Aparecen entonces exclusivos mecanismos o herramientas del contexto militar como nuevas ventajas de la modernidad.

El internet en menos de veinte años domina el planeta e implanta formas de actuar y pensar, en la red aparecen o se modifican costumbres, lenguas o criterios; tendencias y gustos, es que alguien duda que tras este marcado libertinaje no existen perversas mentes que (mal) orientan o buscan derivar en su favor ideas, pensamientos y acciones.

Los "broadcaster" nacionales, léase empresarios de la Tv, producen señales de respetable nivel técnico comparando con lo que se ve en la región, sus programas no desentonan sino mas bien destacan sin embargo es notorio y evidente que el contenido, el mensaje de excelencia que la audiencia espera, que su moral debe dictarles es inverso, va contra los principios de una sociedad que intenta encontrar o mejorar la calidad de vida de sus miembros. No solo parecen atender al pie de la letra lo que dictan sus instructores sino que el esmero para destacarse como productores de la mayor basura televisiva está a la vista, noticieros con tres cuartas partes de su emisión en temas policiales, plagados de sangre, traición o ajusticiamientos; cabida principal o protagonismo a quienes delinquen alentando el dolor ajeno o minimizando el sentido del sufrimiento; primeras planas y tiempo desmedido dedicado a escándalos de todo tipo, exponiendo en detalle ese segmento podrido de la colectividad; conductores o periodista de opinión alienados, sin conciencia, viles mequetrefes que difunden lo que les instruyen a cambio de dinero; marcada tendencia política de los medios según acuerdos u oscuros pactos, ya sea con el lado oficial o al otro extremo con la oposición. Y todo esto con el beneplácito de un gremio empresarial que con su aporte financiero agrega mayores incentivos para seguir en la mima senda.

Porque nadie dice lo que es evidente, la globalización promueve un poder vertical, la unificación de esfuerzos, una notoria piramide, unos pocos deciden y controlan cada sector económico, el poder les permite dominar, decidir y comprar conciencias, quebrar normas o incluso modificar leyes, quien no se alinea con ellos sin contemplaciones se diluye hasta desaparecer.

Soluciones hay, drásticas y precisas, elementales y necesarias, lo que falta es un estado autónomo y valiente que fije metas y plazos, marque limites como castigue excesos; se necesitan individuos que comulguen con sus ciudadanos, con valor y capacidad suficiente para corregir. Aún no los encontramos, nadie ha sido capaz de mostrar esa competencia.

7 comentarios:

markín dijo...

los medios, usados al antojo, a la manera, de quien lleva a las marionetas.

Al menos, en estos tiempos, podemos estar en contacto, de un modo más directo , con realidades de diversos lados del mundo.

Aunuque, siempre haybque ver, de donde, de dónde sale todo? para qué?, por qué?

Carlos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos dijo...

Así como el próximo mes gran parte del planeta podra observar y disfrutar del campeonato mundial de futbol en el momento que cada partido se juega anoche mi adolescente hijo con su PS3 jugaba en linea con muchachos de otros países y hoy a partir de las seis de la mañana pude mirar en directo el GP1 que se realizaba en Turquía. La tecnología mencionada brinda el contacto planetario o un presente colectivo; lo importante es tener criterio para elegir lo que nos sirve o conviene, desechar lo malo y siempre tamizar (filtrar) la información que recibimos, lamentablemente no todos lo hacen.

Saludos markin, gracias por la visita y comentario.

Rocvall dijo...

Y que piensas de los operadores de tarjetas de crédito, los operadores de telecomunicación, los gigantes de internet como Google, las transnacionales como Monsanto, tyson foods, ¿Seguimos siendo siervos de la gleba?

Carlos José Caillaux I. dijo...

Sin duda, son los nuevos monstruos del siglo XXI, intuyo que mas adelante la información tendrá un mayor sesgo y cierto costo, los alimentos serán registrados y en manos de grupos económicos, la libertad restringida... (gracias a Diós no estaremos vivos)

Rocvall dijo...

destino orwelliano

Carlos José Caillaux I. dijo...

Dicen que la realidad supera la ficción, será este un ejemplo??